Tratamiento del vitíligo: diferencias entre la exposición solar y la fototerapia

fototerapia vs exposicion solar vitiligo

Tanto la exposición solar como la fototerapia ofrecen buenos resultados en el tratamiento del vitíligo. Eso sí, controlando los tiempos de exposición y tomando las precauciones necesarias, dado que la piel despigmentada es más vulnerable.

El sol y la fototerapia estimulan la producción de melanina por lo que tradicionalmente se han usado para el tratamiento del vitíligo. Es necesario tomar las medidas adecuadas para hacerlo con seguridad, quedándonos sólo con los beneficios y minimizando los riesgos.

Dermatólogos de la Fundación Piel Sana de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV) han alertado sobre la importancia de la exposición solar progresiva tras el desconfinamiento.

En los meses de marzo y abril, debido al confinamiento, nuestra piel no se ha expuesto al sol de forma progresiva, como viene siendo habitual cada año. Ahora, la intensidad de la radiación empieza a ser alta y hay que tomar precauciones. Sobre todo si tienes vitíligo, ya que la piel despigmentada es mucho más vulnerable frente a los efectos nocivos del sol.

Desde la AEDV nos recuerdan que a pesar de que el 92 por ciento de las personas reconoce que la exposición inadecuada al sol puede generar problemas de salud, solo un 18 por ciento de ellas protege siempre su piel.

Fototerapia

El tratamiento del vitíligo mediante la exposición solar y la fototerapia ofrece diferencias en cuanto a los tiempos de exposición, frecuencia de las sesiones, resultados, etc.

La fototerapia ofrece un mayor rigor a la hora de controlar los tiempos y la intensidad de la exposición. Además gracias a la fototerapia UVB de banda estrecha la piel sólo se expone a longitudes de onda de luz ultravioleta cortas. Estas ondas ha sido seleccionadas por ser las más beneficiosas. Se disminuye así la posibilidad de quemaduras y se minimizan los efectos negativos de la radiación.

En función del aparato de fototerapia que se utilice y del fototipo de piel del paciente, se recomienda un tiempo de exposición específico para la primera sesión.

Fototerapia tratamiento del vitiligo

Por ejemplo, en el caso de nuestra lámpara de fototerapia y para un fototipo de piel medio, se recomienda empezar con una sesión inicial de 30 segundos. A partir de ahí, pasadas 24 horas se evaluará la reacción de la piel:

  • si aparece eritema (enrojecimiento de la piel) se mantiene el mismo tiempo que en la sesión anterior (30 segundos)
  • si no aparece eritema se incrementa el tiempo de exposición en un 10% en cada sesión de forma progresiva y hasta llegar a los 4 minutos máximo por zona del cuerpo/sesión.

Tiempos fototerapia vitiligo

Las sesiones de fototerapia se deben aplicar en días alternos para poder examinar la piel pasadas 24h después de cada sesión. Una buena rutina puede ser aplicar la fototerapia 3 días a la semana, por ejemplo lunes, miércoles y viernes, y descansar el fin de semana.

La lámpara de fototerapia UVB-nb de Abedul para uso doméstico cuenta con un temporizador para controlar los tiempos y garantizar así los resultados del tratamiento del vitíligo. Recuerda no aplicar más de una sesión diaria en la misma zona.

La lámpara tiene una intensidad de radiación de 7 mw/cm2 y ha de colocarse a una distancia de 3 cm de la zona a tratar. Las púas que incluye la lámpara de Abedul Farma aseguran al apoyarlas cómodamente en la piel esa distancia de seguridad y eficacia.

Puedes ampliar esta información en nuestro folleto

Exposición solar para el tratamiento del vitíligo

En el caso de la exposición solar, la intensidad de la radiación que recibe la piel varía mucho de una región a otra, durante la hora el día, etc. Por ello, es más difícil controlar la cantidad de radiación necesaria para repigmentar las manchas blancas, y los resultados son más impredecibles.

Para tratar el vitíligo con exposición solar, se recomienda combinar diferentes niveles de protección solar, usando un factor más alto en el perímetro de las manchas blancas (50+) y otro menos (15-30) en las zonas de la piel despigmentadas.

Puedes tomar el sol hasta que veas que la piel de las manchas blancas comienza a adquirir un ligero tono rosado (punto de eritema). En ese momento deberías detener la exposición al menos hasta el día siguiente o hasta que el enrojecimiento desaparezca por completo.

Cómo potenciar la repigmentación en el tratamiento del vitiligo

Puedes utilizar fotosensibilizantes para acelerar la repigmentación tanto en combinación con fototerapia como con exposición solar. La línea Fenadul aporta a la piel despigmentada el aminoácido esencial L-Fenilalanina. Se trata de uno de los componentes que intervienen en la producción de la melanina, estimulando su producción.

Para mejorar los resultados, tanto de la exposición solar como de la fototerapia, toma Fenadul cápsulas 45 minutos antes de la exposición solar y aplica Fenadul gel 30 minutos antes de cada sesión.

Para completar el tratamiento, puedes aplicarte Meladul 2 veces al día (mañana y noche) en las manchas blancas provocadas por el vitiligo para evitar que estas se extiendan. Frenarás así la cadena de muerte celular de los melanocitos en la piel despigmentada.  Y además favorecerás el bronceado de la misma.

2 comentarios en “Tratamiento del vitíligo: diferencias entre la exposición solar y la fototerapia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abedul Farma