Protección solar, esencial siempre, pero aún más con vitíligo

protección solar

Utilizar un factor de protección solar es esencial, pero aún lo es más para las personas con vitíligo, que representan alrededor del 2% de la población.

Si tienes vitíligo, tienes que extremar las precauciones, aplicando la protección solar con más frecuencia sobre todo en las zonas despigmentadas (cada hora en vez de cada dos horas).

El vitíligo es una enfermedad de origen autoinmune que hace que nuestro propio sistema inmunitario ataque y destruya los melanocitos, responsables de la producción de melanina.

Aparecen así las manchas blancas, zonas despigmentadas que son totalmente vulnerables frente a los efectos nocivos del sol y la quemadura solar.

Hay que tener en cuenta que el factor de protección solar que escojamos no nos protege frente a los efectos nocivos del sol, sólo retrasa la aparición del eritema o quemadura solar.

Protección solar, consejos para el vitíligo

Un truco que puedes utilizar para sacar mayor partido a la exposición solar es utilizar dos factores de protección solar diferentes. Uno, más alto (FPS50) para el contorno de las manchas blancas, y otro menor (FPS30) para las zonas despigmentadas. De esta forma, lograrás igualar el tono.

Si quieres sacar mayor partido a la exposición solar puedes potenciar la repigmentación con fotosensibilizantes. En Abedul Productos Farmacéuticos hemos desarrollado Fenadul, una línea de fotosensibilizantes con L-Fenilalanina, un aminoácido esencial en el proceso de formación de la melanina.

Fenadul está disponible tanto en cápsulas como en gel. Se recomienda tomar las cápsulas 45 minutos antes de la exposición solar y aplicar el gel en las zonas con manchas media hora antes.

En el caso de las cápsulas ten en cuenta que para un peso medio de 60 kg, hay que tomar 2 cápsulas, 3 días a la semana.

Tienes toda la información en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abedul Farma