Psoriasis y sol, ¡Cuidado con el fenómeno de Koebner!

psoriasis y sol

El sol es bueno para tratar la psoriasis pero hay que tener cuidado. Las quemaduras pueden producir el llamado fenómeno de Koebner y empeorar las lesiones psoriásicas.

Los dermatólogos han reportado durante años los beneficios del sol en un amplio porcentaje de pacientes con psoriasis. Pero no hay que pasar por alto los riesgos. Para evitarlos, o al menos minimizarlos, hay realizar una exposición progresiva, evitando las horas centrales del día.

Se trata de evitar la quemadura solar que podría activar el conocido como fenómeno de Koebner y empeorar las lesiones psoriásicas.

Este fenómeno fue descrito en 1871 por Heinrich Koebner y es uno de los más conocidos en el campo de la Dermatología. Sostiene que personas con enfermedades con psoriasis o vitíligo pueden manifestar lesiones propias de esta enfermedad en otras lesiones o traumatismos que se produzcan sobre piel sana. Y la quemadura es una de las agresiones que puede desencadenar este fenómeno.

Para prevenir el fenómeno de Koebner es importante recurrir a filtros solares superiores a 30. Hay que aplicarlos tanto sobre las lesiones psoriásicas como sobre la piel sana. Esto nos ayudará a evitar quemaduras, y la posible aparición de psoriasis en esas nuevas lesiones de la piel que antes estaba sana y libre de brotes psoriásicos. En el caso de personas con psoriasis, se recomienda escoger los preparados con excipientes de capacidad emoliente/hidratante (cremas, espumas), evitándo los geles, que secan más la piel.

También hay que tener presente que algunos tratamientos de la psoriasis (inmunomoduladores, tratamientos crónicos…) pueden potenciar la sensibilidad a la exposición solar. Es importante consultar al dermatólogo sobre las posibles interacciones.

Fototerapia, mayor control de tiempos

Frente al tratamiento de la psoriasis con exposición solar, la fototerapia ofrece algunas ventajas importantes. En primer lugar, es más fácil controlar los tiempos e intensidad de exposición ya que nuestra lámpara de fototerapia doméstica cuenta con un temporizador.

De esta forma, se controla la exposición progresiva, minimizando el riesgo de quemadura. El tiempo de la exposición se incrementa en función de la aparición o no de eritema o enrojecimiento después de cada sesión.

La Fundación Nacional de la Psoriasis de Estados Unidos recomienda el uso de fototerapia para el tratamiento de esta enfermedad. Sobre todo para tratar las placas finas en la cara, el tronco o las extremidades.

Puedes ampliar la información sobre los beneficios de la fototerapia frente a la exposición solar en este artículo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abedul Farma