Acné leve o moderado ¿Sabes cómo mantenerlo a raya?

acné leve o moderado

El acné leve es uno de los trastornos de la piel más comunes. Afecta a alrededor del 85% de los adolescentes en mayor o menor grado. Pero también al 25% de las mujeres de más de 25 años. Una rutina de cuidados que combine higiene, hidratación y protección solar es fundamental para los casos de acné leve.

El acné leve o moderado se caracteriza por la presencia de lesiones inflamatorias como las pápulas (granos rojos) y las pústulas (granos con pus), como no inflamatorias (puntos negros y espinillas).

En el caso de que las manifestaciones del acné sean más profundas, mediante quistes y/o nódulos, se recomienda acudir al dermatólogo para que determine el tratamiento más adecuado en cada caso.

Para prevenir y tratar las lesiones del acné leve, en la mayoría de los casos bastará con seguir una dieta equilibrada e implantar una buena rutina de cuidados. Eso sí, es fundamental ser constantes y utilizar productos específicos para pieles grasas o con tendencia acnéica.

Limpieza

Una buena higiene es fundamental para mantener al acné a raya, controlando el exceso de sebo.

En Abedul contamos con Gel limpiador con ácido salicílico desarrollado de forma específica para eliminar el exceso de sebo. Tiene propiedades antisépticas gracias a que contiene té verde, tomillo y caléndula, y propiedades antibacterianas por el tomillo, que también está presente en su composición.

Para reforzar la limpieza utiliza una o dos veces por semana la mascarilla seborreguladora Acnidul.

Hidratación

Asimismo es muy importante la hidratación, eso sí, siempre que se haga con productos específicos. Muchas personas creen equivocadamente que no es necesario hidratar las pieles grasas. Sí que hay que hacerlo pero utilizando una hidratante específica, como la Crema matificante Acnidul.

Gracias a su contenido en ácido glicóligo ayuda a acelerar la renovación de la piel, combatiendo el acné y las imperfecciones.

Protección solar y otros consejos

También es muy importante prevenir las marcas causadas por la pigmentación de las lesiones por la exposición solar. Por ello se recomienda utilizar protección solar durante todo el año, no sólo en verano.

Y para completar los cuidados si te maquillas emplea cosméticos oil free, libres de aceite y no comedogénicos. Evitarás así la obstrucción de los poros, permitiendo que la piel respire a lo largo del día.

Completa el cuidado de tu piel con una dieta rica en frutas y verduras, evitando los alimentos ultraprocesados, el alcohol y el tabaco.

Haz deporte con regularidad y mantén el estrés a raya. Y recuerda, la constancia será tu mejor aliada frente al acné leve o moderado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abedul Farma